Terapeuta familiar

TERAPIA FAMILIAR en barcelona y en el Vendrell

 Para que podáis entenderos y os sintáis mejor

en poco tiempo

La familia es la fuente de nuestras mayores alegrías y satisfacciones pero a menudo se convierte también en el origen de grandes preocupaciones y sufrimiento.

Si te preocupa la relación con tus hijos, con tus padres, tus hermanos u otros miembros de la familia y has probado ya muchas soluciones que no han funcionado, te puede ser muy útil la terapia familiar.La psicoterapia familiar es una rama de la psicología clínica, que se centra en mejorar las relaciones familiares. Es la mejor estrategia de trabajo que puedes elegir para que: 

  •  Os podáis comunicaros en un entorno seguro en el que podáis abordar los temas difíciles y espinosos sin que se desborden como en casa
  • Logréis entenderos y sentiros escuchadxs y comprendidoxs 
  • Aprendáis a buscar soluciones que sean buenas tanto para la pareja como para el resto de miembros de la familia
  • En definitiva para que podáis volver a estar a gusto juntxs y entre vosotrxs y os sintáis realmente a gusto en casa.
Terapia familiar en Barcelona

¡Este tipo de psicología familiar, no se centra en  buscar culpables! La terapia familiar  sistémica parte de una premisa fundamental y muy potente según la cual 

Cuántas más personas se empeñan en resolver una situación difícil, 

más posibilidades hay de que ésta dificultad mejore y se resuelva.

Con este tipo de terapia conseguiréis mejorar la comunicación entre vosotros, aprenderéis cómo afrontar vuestros conflictos para encontrar salidas negociadas y buenas para todos y volveréis a poner el amor y el entendimiento en el centro de vuestras relaciones.

¿qué tipo de problemas puede tratar la terapia familiar?

Fíjate en algunos ejemplos de situaciones en las que puede ser útil la terapia familiar:

hay DESACUERDOS EN la educación

Si tienes hijxs pequeñxs y tu pareja y tú no sabéis como poneros de acuerdo para educarlxs, podéis llegar a sentiros desbordadxs. La terapia familiar sistémica os puede ayudar a formar equipo e ir a una  en todo lo que se refiere a vuestrxs niñxs.

LA ADOLESCENCIA ESTÁ SIENDO DIFÍCIL

La adolescencia puede complicar las relaciones y traer  tensión y peleas en casa. La comunicación se complica en temas que te inquietan como los estudios, su futuro, los porros u otras drogas, la adicción al móvil o a los juegos o incluso con la violencia. 

Quieres separarte bien

Si la relación de pareja ha entrado en crisis y estás buscando separarte bien, la psicoterapia familiar puede ser un recurso para tomar las mejores decisiones pensando en todxs. Aprenderéis cómo comunicarles la decision, cómo acompañarles para que no sufran por la nueva situación, cómo responder a sus dudas... 

la relación con tu ex es difícil

Si te has separado y tienes hijos, conseguir que la relación con tu ex sea lo más fluida y lo mejor posible es lo ideal por el bien de los niños. El divorcio puede ser muy doloroso y dejar a un lado la tristeza y la rabia no siempre es fácil y en esto la terapia familiar te puede ayudar.

sois una familia reconstituida

Si convives con tu pareja y con hijos que no son comunes,  has formado una familia reconstituida. En estos casos pueden existir tensiones porque como diría mi hijo "hay muchas mamás y muchos papás" y las relaciones son complejas. Para evitar que las tensiones vayan a más, la psicoterapia familiar es un buen recurso.

la vida os ha golpeado

Si os enfrentáis a una enfermedad,  a una pérdida o cualquier otro cambio inesperado, el sufrimiento puede hacer que no podáis compartir el dolor y hacer piña. En estos casos la terapia familiar sistémica os puede ayudar a afrontar juntos y unidos los momentos difíciles.

¿Viene toda la familia a las sesiones de terapia familiar?

No, no tiene que venir toda la familia a todas las sesiones pero sí es posible que en algunas sesiones se convoque a más de una persona. La decisión la tomamos en función de las características de cada familiar y de lo que necesitéis solucionar. 

¿Y qué pasa si alguien no quiere o no puede venir?

Pues como en otras situaciones de la vida, una cosa es lo ideal y otra lo que termina sucediendo. Si alguien no quiere o no puede venir, pues no viene. Eso no significa que no lo tengamos "presente", incluso puede que le guardemos un silla aunque quede vacía. Y de una forma u otra le haremos participar, por ejemplo preguntando a otros miembros de la familia qué pensaría, qué haría, cómo se sentiría...
También en ocasiones nos dirigimos por carta o por correo electrónico a aquellas personas que no han estado presentes en la sesión si creemos que es importante que estén al corriente de lo que ha sucedido en la consulta o si necesitamos conocer su punto de vista. Y si no pueden asistir porque están lejos, les podemos ofrecer también la terapia online para no perdernos su valiosa aportación.

¿Cada cuánto se hacen las visitas?

En psicología familiar solemos trabajar con visitas quincenales, es decir una semana sí y una no. El motivo de no hacerlas cada semana es que después de cada sesión tendréis cosas en las que pensar o tareas para hacer en casa. Una semana podría ser un período demasiado corto para que podáis empezar a ensayar nuevas formas de relacionaros.

Sin embargo mi prioridad es adaptarme a tus necesidades. Si el grado de ansiedad o de sufrimiento es alto o se dan las condiciones adecuadas, también podemos trabajar con una frecuencia semanal.

¿Cuánto dura la PSICOterapia familiar?

Algunos casos se pueden resolver con 1-2 sesiones de orientación pero por mi experiencia, aquellas familias que están dispuestas a introducir pequeños cambios y que cuentan con al menos un miembro muy motivado por la terapia, consiguen  cambios significativos en un promedio de 10 a 12 sesiones. En cualquier caso con mi forma de trabajar, siempre busco que la terapia no se alargue más de lo necesario.

ejemplo de un caso de psicologia familiar

Para que entiendas mejor qué es esto de la terapia familiar, te contaré un caso que te servirá como ejemplo.

Vamos a suponer que a la familia López le preocupa el comportamiento de su hijo pequeño de 15 años porque está muy rebelde y se sienten culpables porque creen que lo hecho muy mal como padres y ya no saben cómo afrontar la situación. 

Lo más probable es que en la primera sesión citemos a padre y madre así como a sus dos hijos, de esta forma tendremos una foto más completa de lo que está sucediendo. En esta primera sesión los cuatro tendrán la oportunidad de explicar lo que más les está preocupando y sobretodo de qué forma han estado intentando resolver estos problemas hasta ahora.
A partir de esta primera sesión la convocatoria puede ser variable:

  •  puede ser que citemos a los padres solos para ayudarles a formar un equipo sólido
  • podemos convocar al hijo pequeño solo para poder entender mejor lo que está sucediento, para darle herramientas para manejar mejor sus emociones o para mejorar su comunicación con sus padres
  • podemos invitar a los dos hermanos juntos para reforzar la relación y la complicidad entre ellos
  • o incluso podemos llamar a los abuelos si creemos que están jugando un papel muy importante en esta familia y que su ayuda es indispensable para afrontar la situación.

Por supuesto el planteamiento será diferente si los padres estáis separados ya que podemos entender que no queráis asistir juntos a las sesiones. La terapia familiar es un método flexible que parte del hecho de que tu familia es única y singular.

¿Tienes más preguntas? ¿Quieres reservar ya tu primera sesión de terapia familiar en barcelona o en el vendrell?

No dejes pasar más tiempo y ponte en marcha ahora para empezar a encontrar soluciones que funcionan. Rellena este formulario y envíamelo y me pondré en contacto contigo muy pronto para empezar a trabajar.