el porno y el sexo real

El porno y el sexo real ¿se parecen en algo? Si has visto una o miles de películas porno y además has tenido relaciones sexuales reales, no hace falta que te cuente que no funcionan igual. Pero ¿cuáles son las principales 7 diferencias entre el porno y el sexo real? Te las cuento en este post y de paso desmonto unos cuantos mitos, no te lo pierdas…

Las 7 diferencias entre el porno y el sexo real

1. Los hombres y mujeres que aparecen en las películas porno suelen ser espectaculares, guapas y guapos, con cuerpos más que estupendos y en los que el tamaño sí importa. Imagínate que el Pene de un actor porno mide entre 15 y 20 centímetros mientras que el pene estándar mide entre 12 y 17 centímetros. No tengo datos que comparen el tamaño de los pechos de las actrices con los de la media de la población femenina pero me apuesto lo que sé a que también hay grandes diferencias.

2. Vamos con el aspecto físico, mientras que en el porno la mayor parte de hombres y mujeres van tan bien depilados que no tienen vello en los genitales, en la vida real el 65% de las mujeres y el 85% de los hombres sí tienen vello. La falta de vello puede ser muy atractiva para algunas personas pero no te olvides de que el vello cumple una función protectora y por eso lo mantenemos en las partes del cuerpo más delicadas.

3. Aún recuerdo un libro que me regalaron cuando era adolescente en el que se veían las miles de formas y tamaños que podían tener los pechos. Si te fijas en otra parte del cuerpo, verás que las vaginas de las actrices porno son muy parecidas entre ellas mientras que en la vida real la variedad es enorme y no solo en cuanto a su forma sino también en cuanto a su tamaño y su color. Y por supuesto lo mismo sucede con los genitales masculinos.

4. Y vamos ahora con el tiempo que tardamos en ponernos a tono. Para excitarnos, los que no somos actores porno necesitamos entre 10 y 12 minutos de promedio mientras que en las películas todo parece mágicamente instantáneo. ¿Será porque en las películas porno no trabajan, no tienen hijos y no van estresados todo el día? Sea por lo que sea, no esperes que en tu casa pase lo mismo que en las películas…

5. Otro gran mito tiene que ver con la duración de las relaciones sexuales. Si comparamos cuánto duran las relaciones sexuales ya habrás visto que los actores parecen capaces de mantener su erección durante días. Bueno, será mejor que no le pidas lo mismo a tu pareja porque en el mundo real el 75% de los hombres eyacula a los tres minutos.

6. Para la mayor parte de las mujeres, con la penetración no basta. Las actrices que vemos en las películas porno parece que tienen un orgasmo en el mismo instante en el que son penetradas y sabemos que el 71% de las mujeres no experimentan un orgasmo solamente con la penetración sino que necesitan otros tipos de estimulación.

7. En las películas porno las mujeres tienen sexo con otras mujeres de forma muy habitual mientras que entre las mujeres que nos rodean, solo el 11,5% ha tenido experiencias lésbicas. Lo que sí está claro es que a muchos hombres les resultan muy excitantes las relaciones entre mujeres

El porno y el sexo real

Algunos datos más que te van a sorprender

Además de estas siete diferencias, te traigo algunos datos extra, algunos te los podías imaginar pero igual hay otros que te sorprenden. Por ejemplo:

– El sexo anal también es habitual en las películas porno pero en la vida real alrededor del 40% de las mujeres lo han probado.

– Si prestamos atención al sexo oral, un 22% de mujeres permitiría que el hombre eyaculara en su cara y un 30% se traga el semen

– ¿Has soñado alguna vez con un trío? Ten en cuenta que el porcentaje de mujeres que han hecho un trío es menor al 20%

– ¿Has oído hablar de las eyaculaciones femeninas? Pues solo un 6% de las mujeres las experimenta

– ¿Te suena la palabra bondage? Sí, sí, se refiere a justamente a atar o dejar que tu pareja te inmovilice mientras tenéis relaciones sexuales como parte del juego erótico. En este caso lo han probado un 40% de las mujeres, un porcentaje nada despreciable.

Si quieres que te vuelvan a explicar estas 7 diferencias con mucho arte, no te pierdas este vídeo. Verás cómo la creatividad no tiene límites y cómo se puede hablar de sexo solamente a través de la comida.

 

¿Cuál de las diferencias entre el porno y el sexo real ha sido la que más te ha sorprendido? ¿Me lo cuentas en los comentarios?

¿Se te está olvidando qué son las relaciones sexuales por falta de deseo? ¿No disfrutas tanto como solías? ¿Te cuesta conectar con tu libido? Sea lo que sea lo que te está impidiendo disfrutar del sexo, escríbeme y buscaremos la forma de solucionarlo cuanto antes.

 

Photo credit: hmvh / Foter / CC BY-NC-SA

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.