tus hijos y el divorcio

Tus hijos y el divorcio

Si estás viviendo o has pasado por una ruptura sentimental, seguro el tema de tus hijos y el divorcio te preocupa. La ruptura de una relación de pareja es una de las experiencias más estresantes y dolorosas que podemos atravesar los adultos y evidentemente también es un proceso difícil para los niños. En los últimos años ha habido un marcado aumento de los divorcios y por eso quiero prestar una atención especial atención a cómo los niños y niñas, los chicos y las chicas, afrontan la separación de sus padres.

Tus hijos y el divorcio: ¿cómo les afecta?

La separación o el divorcio de los padres suponen muchos cambios a distintos niveles que pueden tener más o menos impacto en los menores. Fíjate en cuáles son los más comunes:

  • A un nivel familiar cambia la relación con los padres y los hermanos en función del tipo de guarda y custodia elegido. Se puede modificar también la relación con otros familiares como abuelos, tíos, primos...
  • La vida cotidiana de tus hijos también puede cambiar si pasan a vivir en un lugar nuevo, cambian de casa, de escuela, de amigos, de entorno...
  • También puede variar tu nivel socioeconómico  ya que el divorcio puede tener un impacto sobre tu economía y sobre tu estilo de vida y por tanto también variará el de tus hijos.

La respuesta de tus hij@s dependerá mucho de su edad, de su madurez, del vínculo que tenga con vosotros, de su capacidad de adaptación pero un factor clave será la calidad de la relación que tienes con su otro progenitor después de la ruptura.

¿Cómo sé si mis hijos necesitan ayuda de un psicólogo?

En la mayoría de los casos tus hijos necesitarán su tiempo pero se irán adaptando a la nueva situación sin grandes dificultades. Sin embargo hay algunos factores de riesgo que debes tener en cuenta para valorar si os podéis beneficiar del acompañamiento de un psicólogo. Lee esta lista para ver si te sientes identificad@con alguna de estas situaciones:

  • Tu hij@ por su forma de ser tiene dificultades para adaptarse a los cambios. Por ejemplo si tu hijo ya tenía alguna dificultad en su desarrollo o algún problema emocional antes de la separación, debes prestar especial atención a su proceso de adaptación. Este sería el caso de los niños con problemas de aprendizaje importantes, niños muy retraídos o con dificultades para relacionarse, adolescentes en plena crisis...
  • La relación con tu ex está siendo mucho más complicada de lo que preveías, no llegáis a un acuerdo, hay mucha tensión, tenéis visiones opuestas de lo que tenéis que hacer con vuestros hijos, estáis inmersos en juicios y en manos de abogados... En muchos casos los hijos no son meros observadores de estos conflictos sino que pasan también a formar parte de la batalla y no quedan protegidos de vuestras peleas y desacuerdos. Si esto es así, es posible que tu hijo esté sufriendo porque os quiere a los dos y vive un conflicto de lealtades como si sus padres tiraran cada uno de uno de sus brazos.
  • Habéis conseguido acordar el tipo de guarda y el régimen de visitas pero tus hijos no lo quieren cumplir. Quizás no quieren separarse de ti o quizás se niegan a ir a las visitas con su otro progenitor. En estos casos es lógica tu desorientación ya que son muchos los factores que pueden explicar lo que está pasando pero no tan fácil saber qué hacer y cómo afrontarlo.
  • Tienes una nueva pareja pero la vida en común se complica. Puede ser que a tus hijos les cueste aceptar a esta nueva persona, puede ser que tengan que convivir con otros niños que no son de su familia directa, puede ser que la nueva convivencia tenga normas y funcionamientos distintos a los de antes...

¿Cómo os puedo ayudar en estos casos?

Fíjate en los pasos que vamos a seguir si empiezas a afrontar esta situación conmigo:

1

En la primera sesión, prefiero ver solamente a los adultos porque de esta forma no tendrás que preocuparte por lo que dices delante de los niños. Prefiero que puedas explicarme con total libertad lo que está sucediendo y lo que te preocupa.

2

En función de tu situación, decidiremos cuál es la mejor opción para la segunda visita y las siguientes. Podemos citar al otro progenitor si también quiere participar, podemos invitar a tus hijos según cuál sea su edad, podemos seguir trabajando solo contigo o incluir a tu pareja...

3

En función de la evaluación que pueda hacer en las primeras visitas y según cuántos y cuáles seáis los adultos dispuestos a participar, iremos encontrando las mejores estrategias para ayudaros a manejar este momento difícil de vuestras vidas.

¿Tienes más preguntas? ¿Quieres reservar ya tu primera sesión?

No dejes pasar más tiempo y ponte en marcha ahora para empezar a encontrar soluciones que funcionan. Rellena este formulario y envíamelo y me pondré en contacto contigo muy pronto para resolver tus dudas o para empezar a trabajar.

*********************************

En cumplimiento de la Ley Orgánica 15/1999 de Protección de Datos de Carácter Personal te informo de que los datos de carácter personal que recojo a través de este formulario serán incorporados a un fichero titularidad de PATRICIA MAGUET LEVY que tiene como finalidad la atención de consultas, sugerencias, la gestión de contactos y el envío de mi newsletter. Puedes ejercer gratuitamente y en el momento que quieras tus derechos de acceso, rectificación, cancelación, instalación y oposición enviando tu mensaje a CALLE DE LA RAMBLA 22 3º 1ª 43700 EL VENDRELL o bien a través de info@psicologialafamilia.com.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies